Saltar al contenido central

Tipologías generales de los trabajos

  1. Trabajos de revisión bibliográfica de un tema lingüístico de interés: síntesis bibliográfica, justificación de las fuentes seleccionadas, discusión crítica y fundamentada de las ventajas e inconvenientes de las propuestas contenidas en las obras examinadas; comparación de tipologías existentes, etc. Los propios datos ofrecidos por las fuentes sirven para la contrastación empírica.
  2. Análisis de las formas de entender un mismo fenómeno lingüístico en función de distintos modelos teóricos: selección de (al menos un par de) teorías o modelos, contextualización de las teorías en la historia de la disciplina (de la lingüística o del ámbito concreto estudiado) o en su contexto histórico más general, interpretación de las bases teóricas de cada modelo, argumentos en pro y en contra de los análisis propuestos para el fenómeno observado, etc.
  3. Estudios empíricos (con datos específicos novedosos): a partir de algunos estudios previos sobre un aspecto concreto, confección de una muestra de trabajo –extraída de un corpus– que permita confirmar o desmentir las tesis defendidas en la bibliografía manejada. Estudios que contribuyan a conocer mejor o a completar las descripciones ya existentes de algunos elementos concretos (sonidos, fonemas, morfemas, palabras, frases, locuciones, subtipos de cláusulas, estructuras complejas, estructuras discursivas, etc.).

Los temas de los trabajos se pueden ubicar en diferentes componentes de la gramática (fonética y fonología, morfología, sintaxis), en el ámbito del léxico (significados, relaciones semánticas, metáfora y metonimia, etc.) o en el del discurso (análisis conversacional, marcadores, análisis crítico del discurso, coherencia textual, aspectos pragmáticos, etc.). Estos componentes están especificados en las denominaciones de algunas líneas. El estudio puede centrarse en datos de un estado de lengua o puede prestar atención a la variación, comparando varias etapas cronológicas, varios dialectos, varios sociolectos, lengua oral y escrita, tipos de discurso o de textos, etc.

El concepto de norma prescriptiva puede ser objeto de análisis, mediante la reflexión crítica sobre sus formulaciones, el examen de actitudes y valoraciones de diversos grupos de hablantes, o bien su grado de conveniencia y adecuación en función de las variedades lingüísticas del español.

Cabe explorar la mejor forma de enseñar un problema lingüístico determinado –sea en clases de español para hablantes nativos, sea en clases de ELE– y contribuir al diseño de materiales apropiados para facilitar su aprendizaje, sin o con la ayuda de nuevas tecnologías. Se puede trabajar sobre herramientas lingüísticas actualmente existentes y evaluar su calidad al aplicarlas a un conjunto de datos (textos, datos de corpus, etc.) de la lengua.

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes